Cúrcuma: Uso y beneficios para la salud

Polvo de cúrcuma

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma (cúrcuma longa), también llamada palillo o azafrán del pobre, es una planta que pertenece, junto con el jengibre, a la familia zingiberácea, y es originaria del sur de Asia (de la India a Malasia) en regiones con un clima tropical. El cultivo de cúrcuma está presente en muchas zonas tropicales o subtropicales, especialmente en Asia y África. En este artículo descubriremos el uso de la cúrcuma y sus innumerables beneficios para la salud.

La cúrcuma es una especia rica en propiedades beneficiosas y es utilizada en el Sudeste Asiático y en la India desde hace miles de años. Sus múltiples aplicaciones incluyen dar sabor a los alimentos, teñir telas de color amarillo-naranja y como remedio para aliviar diferentes trastornos de la salud. Ahora, un estudio, publicado en la revista Anales, de la Real Academia Nacional de Farmacia [1] de España, sugiere que la curcumina, un compuesto de la cúrcuma, puede ayudar a prevenir o tratar el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, la fibrosis cística y a una variedad de enfermedades autoinmunes, incluyendo la psoriasis, enfermedad inflamatoria del intestino, artritis reumatoide, esclerosis sistémica, lupus eritematoso sistémico, esclerosis múltiple y diabetes.

[1] J. González-Albadalejo, Dionisia Sanz, Rosa M. Claramunt, José Luis Lavandera, Ibon Alkorta, José Elguero; Curcumina y curcuminoides: química, estudios estructurales y propiedades biológicas.

La cúrcuma la encontramos en el mercado en forma de polvo anaranjado oscuro o como tubérculo fresco. Cabe señalar que cuando nos referimos a la «cúrcuma» estamos refiriéndonos a la raíz: un gran rizoma cilíndrico, ramificado, amarillo o naranja, fuertemente aromático, que constituye la parte utilizable de la planta. La cúrcuma es también un componente del curry, de hecho es el que le da el color característico anaranjado intenso. Y está registrada como aditivo alimentario con el código E100.

¡Importante!: Este es un artículo de divulgación. Para informarte mejor sobre la pertinencia y el uso de suplementos a base de cúrcuma, debes consultárselo a tu médico.

¿Qué propiedades y beneficios para la salud tiene la cúrcuma?

La cúrcuma se utiliza tradicionalmente tanto en la medicina ayurvédica (medicina tradicional y alternativa de la India) y en la medicina tradicional china. En particular, se utiliza como un suplemento dietético natural por su capacidad de contrarrestar los procesos inflamatorios dentro del organismo.

Su ingrediente activo más importante es la curcumina, que tiene una acción antiinflamatoria y analgésica, y por esta razón se utiliza en el tratamiento de inflamaciones, dolor articular, artritis y osteoartritis.

Propiedades nutricionales de la cúrcuma

Según comenta la Dra. Isabel Belaustegui, médico especialista en Anatomía Patológica, experta en Nutrición y Máster en Terapia Neural, la cúrcuma tiene numerosas propiedades nutricionales: aporta hidratos de carbono; ácidos grasos; aminoácidos; fibra soluble e insoluble; minerales como calcio, hierro, magnesio, sodio, zinc, potasio; vitaminas, como algunas del grupo B (B1, B2, B3 y B6), E (antioxidante) y K (que interviene en los procesos de coagulación sanguínea); aporta también principios activos como el turmeronol (A y B); así como la curcumina mencionada arriba, que es un excelente antiinflamatorio, antioxidante, hepatoprotector y anticancerígeno.

Propiedades antioxidantes de la cúrcuma

Reconocida como protectora del sistema inmunológico, es también un potente antioxidante capaz de contrarrestar la acción de los radicales libres, responsables de los procesos de envejecimiento de los tejidos, enfermedades degenerativas, tumores y daños a las membranas de las células que componen nuestro organismo.

Actividad anticancerígena: La curcumina tiene propiedades anticancerígenas y podría bloquear la acción de una enzima considerada responsable del desarrollo de diferentes tipos de cáncer, siendo capaz de inhibir y bloquear las funciones de algunas células cancerosas, denegando su proliferación.

Ayuda contra las enfermedades neurovegetativas: La actividad antioxidante de la curcumina podría reducir los efectos de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Efecto protector de la piel: Gracias a su acción antioxidante, muchos productos tópicos naturales han introducido la cúrcuma como su principal compuesto, ya que sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes pueden ser útiles en el tratamiento de enfermedades como el acné [2], la cicatrización de heridas [3] y prevenir los procesos de envejecimiento de la piel [4], reduciendo el estrés oxidativo por el exceso de radicales libres inducidos por la exposición al sol. Este efecto también parece tener potencial para la prevención de melanomas [5].

[2] Waghmare PR, Kakade PG, Takdhat PL, Nagrale AM, Thakare SM, Parate MM; Turmeric as Medicinal Plant for the Treatment of Acne Vulgaris; PharmaTutor.

[3] Phan, Toan-Thang MD; See, Patrick BSc; Lee, Seng-Teik FAMS, FRCS; Chan, Sui-Yung PhD; Protective effects of curcumin against oxidative damage on skin cells in vitro: its implication for wound healing.

[4] M.Srinivasan, N.Rajendra Prasad, Venugopal P.Menon; Protective effect of curcumin on γ-radiation induced DNA damage and lipid peroxidation in cultured human lymphocytes.

[5] Diana Lelli 1, Claudio Pedone 1, Amirhosssein Sahebkar; Curcumin and treatment of melanoma: The potential role of microRNAs

Propiedades antiinflamatorias y analgésicas de la cúrcuma

La propiedad antiinflamatoria de la cúrcuma se ejerce al inhibir la actividad de una enzima clave COX-2 y de un factor de transcripción nuclear kappa B (FNkB) del proceso inflamatorio, así como la producción de citoquinas, intermediarias del propio proceso.

Beneficiosa para el corazón y el hígado: Gracias a la curcumina, se convierte en un valioso aliado del corazón y el sistema cardiovascular, ayudando a prevenir enfermedades como hipertrofia y necrosis miocárdica, y protege contra ataques cardíacos. Una ingesta constante de cúrcuma favorece la fluidización y circulación de la sangre, fortaleciendo el revestimiento de los vasos sanguíneos y realizando acciones antiinflamatorias.

También actúa a nivel hepático estimulando el hígado para producir más bilis, ayudando así a eliminar el exceso de colesterol en la sangre.

Es buena para las células nerviosas y el cerebro: La cúrcuma provee de estímulos constantes al cerebro, ralentiza el envejecimiento de las células cerebrales, previene la inflamación del sistema nervioso central y mejora el rendimiento cognitivo.

Un estudio publicado en la revista American Journal of Epidemiology [6] parece sugerir que las personas mayores de 60 años que consumen curry (cuyo componente básico es la cúrcuma) tienen un rendimiento cognitivo más alto que aquellos que nunca han consumido curry.

[6] Tze-Pin Ng 1, Peak-Chiang Chiam, Theresa Lee, Hong-Choon Chua, Leslie Lim, Ee-Heok Kua; Curry consumption and cognitive function in the elderly.

Alivia la artritis y reduce el dolor articular y reumático: La cúrcuma tiene un efecto antiinflamatorio en los tejidos y cartílagos, aliviando el dolor, y ayuda contra enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide. Además, su potencia antiinflamatoria la hace particularmente adecuada contra el reumatismo, dolores musculares, tendinitis, ciática y trastornos del sistema musculoesquelético.

Alivia las dificultades digestivas y los dolores estomacales: Para aquellos que sufren de colon irritable o enfermedades gastrointestinales más graves como la colitis ulcerosa, el uso de cúrcuma ha demostrado ser eficaz en la reducción de la inflamación de la mucosa intestinal.

En general, esta especia tiene efectos positivos en todo el sistema gastrointestinal, ya que es capaz de aliviar dolores de estómago, ayuda a regular los estados de diarrea o estreñimiento y reequilibra el sistema digestivo de los trastornos gástricos e intestinales protegiendo las paredes del estómago. También estimula la acción de la vesícula biliar en la producción de ácidos biliares que impiden la formación de hinchazón y flatulencia. Asimismo, contrarresta la acidez estomacal y la inflamación intestinal causada por la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn.

Propiedades inmunológicas y antialérgicas de la cúrcuma

La cúrcuma aumenta el sistema autoinmune y, gracias a su actividad inmunoestimulante, ayuda a combatir infecciones virales y bacterianas. La curcumina puede afectar a diferentes células del sistema inmunitario, lo que resulta en una disminución en la gravedad de diversas enfermedades relacionadas con alteraciones en la respuesta inmune. Es por esta razón que la raíz de cúrcuma puede ser un apoyo útil para aquellos que sufren de condiciones alérgicas.

La propiedad de la cúrcuma para modular el sistema inmunológico, apoyando su funcionalidad equilibrada y reduciendo las respuestas crónicas y autoinmunes, hacen que esta especia sea particularmente adecuada para aquellos que sufren de enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple o la diabetes tipo 1.

¿Cómo usar la cúrcuma para obtener beneficios para la salud?

Tanto la Dra. Belaustegui, como muchas otros expertos en el campo, recomiendan consumir la cúrcuma junto con pimienta negra o té verde para facilitar su absorción. También el maridaje con aceite de oliva, aceite de coco virgen o aguacate (palta) facilitan la asimilación de sus ingredientes activos.

Uso de la cúrcuma en la cocina

La cúrcuma se utiliza desde hace siglos en la cocina de oriente medio y el sudeste asiático. Para obtener la famosa especia, primero las raíces se hierven durante varias horas y luego se secan en grandes hornos. Luego, se trituran hasta obtener un polvo amarillo, que es el que se utiliza comúnmente en la cocina y como el ingrediente principal del curry.

Para mantener mejor sus propiedades es bueno ponerla al final de la cocción de los alimentos que estamos preparando, evitando así la degradación de sus nutrientes. Además, para asimilarla mejor es oportuno consumirla junto con un poco de pimienta, aceite de oliva o aceite de coco virgen. La cúrcuma, con su delicado sabor, se adapta a enriquecer muchos platos con sabor y color.

Suplementos de cúrcuma

Para usarla con fines curativos, en algunos casos se puede tomar un suplemento de cúrcuma estandarizado que contiene una cantidad mucho mayor del ingrediente activo (la curcumina) de lo que se puede ingerir mediante el uso alimentario de la especia. Para esto, debes hablar con tu médico antes de usar cualquier suplemento herbario, como la curcumina. Ten en cuenta que puede interferir con ciertos medicamentos, como algunos medicamentos de quimioterapia.

Sin embargo, esto no significa que el uso de cúrcuma en la cocina todos los días no es un buen sistema para ayudar a nuestro organismo a mantenerse en forma.

Puedes encontrar los suplementos de cúrcuma más buscados en los siguientes links de Amazon:

Haz click aquí si estás en América

Haz click aquí si estás en Europa

Contraindicaciones de la cúrcuma

El consumo de cúrcuma generalmente se considera seguro, pero si estamos tomando un suplemento debemos siempre respetar las dosis indicadas por el médico y no exceder su consumo, ya que podría causar problemas gastrointestinales.

Está contraindicada en presencia de cálculos de vesícula biliar y problemas con el tracto biliar, también en presencia de problemas de coagulación de la sangre, en pacientes con parámetros de coagulación alterados, en personas que tengan dificultad para regular los niveles de glucosa en sangre o con anemia, en tratamientos con medicamentos anticoagulantes y en estado de embarazo. En personas que toman insulina o similar se recomienda consultar al médico.

Más información

Si te interesa informarte más al respecto del uso y beneficios para la salud de la cúrcuma, te recomendamos este video, en donde la Dra. Isabel Belaustegui explica sus propiedades, beneficios y cómo tomarla.

Recuerda que, si tienes tiempo para preparar tu propia comida en casa, puedes inscribirte en nuestros talleres o seguir nuestras recetas gratuitas, rápidas, fáciles, sin gluten y sin lactosa. Asimismo, tenemos una receta de pasta de cúrcuma, que puede colocarse en una tetera con un poco de cítricos y kión (jengibre), y tomarse a manera de infusión. También podemos usar esta pasta para sazonar nuestras comidas, le dará un sabor único.

¡Importante!: Este es un artículo de divulgación. Para informarte mejor sobre la pertinencia y el uso de suplementos a base de cúrcuma, debes consultárselo a tu médico.

No te pierdas los próximos artículos, donde hablaremos de varios temas relacionados a la alimentación y la salud. Y si te gustó este artículo, no dudes en compartirlo y unirte a nuestra mailing list para estar al tanto de nuestras novedades.

¡Hasta pronto! 😉

Tabla de contenidos