Beneficios del aceite de coco virgen

Aceite de coco virgen

En este artículo hablaremos sobre los beneficios del aceite de coco virgen, su composición, sus cualidades beneficiosas para el organismo y sus usos en cocina y como cosmético natural.

¡Importante!: Este es un artículo de divulgación. Si piensas que puedes tener algún problema de salud, debes consultarlo con un médico.

¿Qué es el aceite de coco virgen?

El aceite de coco virgen puro se obtiene mediante la presión (mecánica) en frío de la pulpa de coco, sin ningún producto añadido. Esto permite conservar su valor nutricional y contenido de sustancias beneficiosas.

El aceite de coco virgen se compone en un 90% de grasas saturadas, entre las cuales se encuentran los ácidos láurico (60%), mirístico (16%) y palmítico (6,6%). Tiene un alto contenido de vitaminas del grupo B y proteínas y minerales como calcio, magnesio o potasio. Dispone también de otras grasas como las monoinsaturadas (5,8%) y poliinsaturadas (1,8%) y contiene 66% de ácidos grasos de cadena media, también llamados AGCM.

Este contrasta con la mayoría del aceite de coco en el mercado, que se obtiene a través de procesos industriales de refinación que resultan en altos niveles de ácidos grasos libres e hidrogenación parcial. Lamentablemente el aceite de coco obtenido de esta manera se utiliza frecuentemente en pastelería industrial y productos ultraprocesados, y es un aceite que debemos evitar ya que es perjudicial para la salud (así como todas las grasas trans). Es así que es importante identificar el tipo de aceite de coco que estamos consumiendo: en la etiqueta del producto debe estar claramente señalado que es aceite de coco virgen, obtenido al frío.

Cualidades del aceite de coco virgen

1. Mejora los niveles de colesterol y coagulación de la sangre

Los triglicéridos de este aceite son beneficiosos para el corazón. El aceite de coco virgen ha demostrado aumentar los niveles de colesterol HDL y reducir los niveles de colesterol LDL, combinación que es considerada como un protector cardiovascular. Así mismo, ayuda a mejorar los niveles de coagulación de la sangre, disminuyendo el riesgo de enfermedades cardíacas.

2. Mejora el funcionamiento del metabolismo y del cerebro

El aceite de coco virgen estimula el metabolismo, ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina y la lectina y ayuda a mejorar la memoria. También reduce la inflamación y el daño causado por las placas beta-amiloides en el cerebro, que están presentes en procesos como la enfermedad de Alzheimer.

Los triglicéridos de cadena media (TCM o MCT, por sus siglas en inglés) encontrados en el aceite de coco virgen son tan pequeños que no utilizan la digestión regular y el hígado los convierte automáticamente en cetonas. Las cetonas son un tipo de combustible producido específicamente en el hígado para nutrir el cerebro y aumentar la energía. También ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas y a reducir las convulsiones de epilepsia en los niños.

3. Acelera la pérdida de peso

El aceite de coco extra virgen también ayuda con la pérdida de peso, ya que estimula el metabolismo, favoreciendo la quema de grasa, aumentando la sensación de saciedad (lo que permite regular el apetito), y reduce el estrés en el páncreas. Es también un buen combustible para la práctica del deporte.

4. Fortalece el sistema inmunológico

El aceite de coco virgen ayuda a protegernos de agentes agresores, ya que tiene una de las concentraciones más altas de ácido láurico (responsable del poder protector de la leche materna), un componente con propiedades antimicrobianas que mata eficazmente patógenos como bacterias, virus y hongos, curando también úlceras estomacales.

Como mencionamos más arriba, algo más de la mitad de las grasas presentes en el aceite de coco virgen son ácido láurico, siendo así el segundo alimento en la naturaleza con mayor proporción de ácido láurico en su composición, después de la leche materna.

5. Hidratante para la piel

Este aceite no sólo se puede ingerir, sino que también es un cosmético natural que hidrata y protege la piel. La vitamina E que contiene es un potente antioxidante natural que previene el envejecimiento prematuro de la piel, sus proteínas reparan los tejidos y contribuyen a la salud celular, destacando su potente aporte de lípidos para hidratar la piel, que también puede ayudar a combatir la dermatitis. También se puede utilizar como aceite para masajes.

Por sus propiedades antibióticas es un buen remedio para prevenir el acné, las infecciones y problemas de la piel. Es muy eficaz para hidratar los labios, así como un desmaquillante muy práctico, y también se puede usar como crema para afeitar o loción para después del afeitado.

Así mismo, ayuda a la cicatrización y se recomienda para aliviar la piel que ha sufrido quemaduras. Además, se puede utilizar como protector solar natural, ya que bloquea el 20% de los rayos UVA.

6. Acondicionador natural del cabello

El aceite de coco extra virgen es rico en proteínas que ayudan a reparar el cabello y se puede usar directamente como acondicionador, consiguiendo un cabello suave y radiante. El ácido láurico presente en el aceite de coco virgen tiene un peso molecular muy bajo, que lo hace muy afín a la proteína capilar. Utilizado antes del lavado penetra en la fibra capilar, regenerándola y creando una barrera natural que mantiene la hidratación y evita daños causados por agresiones externas.

También se puede utilizar para tratar el cuero cabelludo o el cabello seco, aplicándolo y dejándolo durante la noche. Así mismo, una gota dispersa en las palmas de las manos aplicada al cabello después del lavado puede servir para evitar el encrespamiento. Por último, el masaje del cuero cabelludo nutre la raíz del cabello, promoviendo su crecimiento y previene y alivia la caspa.

Aceite de coco virgen en la cocina

Cuando este aceite está frío es sólido, mientras que por encima de los 24 grados centígrados se vuelve líquido, aunque en todo caso cuando se mezcla con los alimentos se disuelve y es fácil de ingerir. Se puede utilizar para cocinar, freír o hacer palomitas de maíz. Se puede utilizar en batidos, en el café o para completar el aderezo en una ensalada, como sustituto del aceite de oliva y también es adecuado para la repostería.

El aceite de coco es muy termoestable, es decir que puede soportar temperaturas altas preservando sus propiedades, lo que lo convierte en una grasa ideal para cocinar. Esto contrasta con otros ácidos grasos vegetales, como el aceite de girasol o de oliva, que tienen un punto de humeo más bajo y que a altas temperaturas se desnaturalizan y generan sustancias tóxicas para la salud.

Por último, cabe señalar, tal como explica el Dr. Steven R. Gundry, que este aceite puede causar sensibilidad gástrica en personas que no lo toleran bien. Está contraindicado en personas con síndrome de hiperpermeabilidad intestinal, o con un intestino dañado por el estilo de vida, por alguna enfermedad o dieta seguida, ya que puede causar un proceso inflamatorio que hace que las uniones entre las células intestinales se debiliten y puedan penetrar sustancias de mayor tamaño que desencadenen diferentes procesos patológicos.

Por último, nosotros recomendamos buscar siempre aceite de coco virgen producidos de una manera ética y sostenible, como por ejemplo los que se encuentran en los siguientes links: para América, o para Europa, así como otra marca vendida en Europa.

Recuerda que si tienes tiempo para preparar tu propia comida en casa, puedes inscribirte en nuestros talleres o seguir nuestras recetas gratuitas, rápidas, fáciles, sin gluten y sin lactosa. Algunas de nuestras recetas incluyen aceite de coco, y normalmente este puede usarse para reemplazar el aceite o grasa principal en las recetas donde no está indicado.

Más información

Si te interesa informarte más sobre el aceite de coco, te recomendamos ver este vídeo, la Dra. Isabel Belaustegui, donde nos explica los beneficios del aceite de coco.

¡Si tienes alguna idea para una receta y dudas si es que iría bien con aceite de coco, ¡déjanos un comentario más abajo y trataremos de ayudarte!

¡Importante!: Recuerda que este es un artículo de divulgación. Como mencionamos al inicio, si piensas que puedes tener algún problema de salud debes consultarlo con un médico.

No te pierdas los próximos artículos, donde hablaremos de varios temas relacionados a la alimentación y la salud. Y si te gustó este artículo, no dudes en compartirlo y unirte a nuestra mailing list para estar al tanto de nuestras novedades.

¡Hasta pronto! 😉

Tabla de contenidos

Espiga de trigo

¿Qué es el gluten?

En este artículo hablaremos sobre el gluten en la alimentación: qué es y cómo hacer para evitarlo. En nuestro artículo Trastornos Relacionados con el Gluten hablamos sobre

Ver más »